Piscina del W entre las mejores del mundo

Más información aquí>>>

Advertisements

Dialogando verde: sostenibilidad post Navidad

Por: Dr. Fernando Abruña Charneco, FAIA/ Especial para Construcción

Dr. Fernando Abruña Charneco (Suministrada)

Ya pasaron las celebraciones de la Navidad, la despedida del año 2016 y la festividad de los Reyes Magos. Estas actividades, como otras, suponen enormes gastos de recursos, energía y algunos descuidos en nuestra ética de sostenibilidad.

Hoy haremos varias recomendaciones para mitigar nuestras acciones durante este pasado período.

El “pinito” de Navidad que ya no luce tan bonito como cuando se instaló, no lo tire. Esto aumenta el gasto municipal por concepto de su disposición y agrava la saturación de nuestros vertederos. Tampoco lo queme. Al hacerlo, supone emisiones tóxicas de productos de combustión que contaminan el aire y agravan las emisiones que ocasionan el cambio climático. La estrategia apropiada es, compostarlo. Si aún no practica la composta, ahora tal vez sea la oportunidad para iniciarse en esta práctica. En esencia, la composta consiste en aprovechar el proceso natural de descomposición para convertir desechos o recursos orgánicos en material que puede reintegrar al suelo o utilizarlo como abono en sus siembras de patio.

SI TE INTERESA: Listos para echar al país adelante

Los ornamentos del árbol los puede guardar y reutilizar el año entrante. Las cajas de todos los regalos que recibió las puede, igualmente, reutilizar en el próximo ciclo navideño.

La basura de uno es el tesoro de otro. Ahora también es el momento de hacer una revisión de la ropa que puede ser sustituida por la que recibió como regalo durante esta época. La que no usa la puede donar a organizaciones caritativas que le buscarán usuarios agradecidos.

Si utilizó bombillas incandescentes de navidad, ahora es el momento de disponer de ellas de forma segura a través de un programa de reciclaje y aprovechar la oportunidad para sustituirlas por bombillas decorativas LED que consumen menos energía y, por ende, generan menos gases que ocasionan el cambio climático. Almacene las baterías agotadas de todos los juguetes que recibieron sus hijos para la próxima actividad de recogido de materiales electrónicos y baterías que periódicamente se hacen en Puerto Rico a través de la Autoridad de Desperdicios Sólidos.

SI TE INTERESA: El “short sale” como herramienta hipotecaria

Toda la carne, la morcilla, la butifarra y otros “venenitos” digestivos que consumió durante este período festivo, aumentó su huella ecológica. Aquellos que viajaron al exterior (incluyendo las islas de Vieques y Culebra) aumentaron de igual manera su huella ecológica. Para mitigar el daño planetario que infligió, puede practicar el vegetarianismo, caminar y ciclismo, y usar transporte público durante un período de una semana. De esta forma, puede restituir su huella ecológica a los niveles que tenía antes de las fiestas navideñas.

Ahora que se acerca la celebración de las Fiestas de la Calle San Sebastián, tómese como misión no tirar latas de aluminio ni botellas, ni cartón o papel al piso ,y asegúrese de que las deposita en contenedores para reciclaje dispuestos a través de la Vieja Ciudad en lugares estratégicos.

Incluya la sostenibilidad como una de sus metas y compromisos para el 2017 para que, en justicia, abone al bienestar ecológico de la Isla y del planeta.

SI TE INTERESA: Cambio y transformación con visión

El autor es arquitecto practicante, catedrático retirado de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico, fundador y pasado presidente del US Green Building Council del Caribe y una autoridad reconocida sobre el tema en Puerto Rico. Para más información, escriba a dialogandoverde@gmail.com.

Listos para echar al país adelante

Por: Pilarín Ferrer Viscasillas, CAAPPR, AIA/ Especial para Construcción

Pilarín Ferrer Viscasillas, CAAPPR, AIA (Suministrada)

En una sencilla, pero emotiva ceremonia, en el verano del 2014 se despidió de Puerto Rico el entonces presidente de CEMEX Puerto Rico, Alejandro Ramírez Cantú, mexicano que, en poco más de tres años, nos había acogido como su segunda patria. Junto a su grupo de trabajo boricua, enfrentado situaciones que estaban fuera de su control, posicionó a CEMEX Puerto Rico, a nivel mundial, dentro de la industria de la producción de cemento. Con sus proyectos, Alejandro, junto a su equipo, consiguió destacar a la compañía como líder en la innovación e investigación y creación de nuevos productos de cemento y tecnologías de la construcción.

Con la elegancia que lo caracteriza, en su despedida agradeció a su equipo de trabajo por haberle permitido alcanzar los proyectos que se había propuesto y resaltó su disposición inquebrantable para dar el máximo, su habilidad para trabajar en equipo y un genuino deseo de colaborar de manera profesional y efectiva para lograr los objetivos trazados.

SI TE INTERESA: Dialogando verde: sostenibilidad post Navidad

También compartió una frase/estribillo muy suyo: “No me digas cómo no, dime cómo sí. ¿Cómo sí lo logramos? ¿Cómo sí lo hacemos realidad? ¿Qué es lo que hay que hacer? ¿Cómo trabajamos las dificultades?”.

Fueron varias las instancias en las que, como presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico y, por ende, miembro del Concilio de la Construcción de Puerto Rico, que me dirigí al público en distintas cumbres de la construcción. Siempre aproveché la oportunidad para llevar un mensaje sobre cómo mejorar nuestra industria.

Cuando, en agosto del 2014, en la Cumbre de la Construcción, me tocó el turno al podio, le tomé prestada aquella frase al amigo Alejandro, y allí, frente a un salón lleno a capacidad, le pedí al Gobierno que no nos siguieran diciendo cómo no, y que se atrevieran a cambiar de actitud, de forma y costumbre de hacer y pensar las cosas, y empezaran a decirnos cómo sí. Qué nos dijeran cómo juntos sí podemos, con unidad de propósito y como verdaderos socios, trabajar por un mejor futuro para Puerto Rico.

SI TE INTERESA: El “short sale” como herramienta hipotecaria

Cómo juntos sí podemos lograr adecuar y mejorar nuestra maltrecha infraestructura para viabilizar el repoblar nuestros centros urbanos, ciudades y estructuras abandonadas.

Cómo juntos sí podemos reformular las leyes que dificultan la densificación de nuestras ciudades y propician el indeseado desparrame urbano.

Cómo juntos sí podemos educar sobre la importancia de un espacio público limpio, cuidado, seguro, amable y bien mantenido.

Cómo juntos sí promovemos el bienestar común.

Vivimos en un nuevo mundo que depende de la conectividad, la conexión y, sobre todo, la activa colaboración para lograr las metas propuestas. Necesitamos formar un equipo ganador entre industria, academia, empresa privada y gobierno, convencidos todos de que solo así lograremos sacar a Puerto Rico adelante.

Las entidades que componíamos el Concilio de la Industria de la Construcción en aquella Cumbre del 2014 no pedíamos favores, ayudas, incentivos ni trato especial, lo que queríamos entonces y necesitamos ahora es eliminar barreras y obstáculos innecesarios que impiden el progreso sustentable y en armonía con el ambiente natural de nuestro país y de nuestra industria. Que se eliminen requisitos absurdos, anacrónicos e inconsecuentes; que se haga más sencillo, llevadero y razonable el trámite para poder lograr hacer proyectos bona fide. Que, si se va a exigir cumplimiento, se les exija a todos por igual.

SI TE INTERESA: Cambio y transformación con visión

En Puerto Rico no falta trabajo, hay trabajo y taller de sobra por hacer. Aquí no hacen falta más legislación u ordenanzas. Lo que hace falta es voluntad y acciones concretas para hacer valer las existentes.

Es fundamental que los permisos a proyectos, otorgados en buena lid, no estén expuestos a los vaivenes políticos o a caprichos de unos y/o desinformación de parte de determinados grupos, afectando el desarrollo de la economía y a las familias que dependen del ingreso y el empleo que esos proyectos les proporcionan. Es fundamental que todo esfuerzo de reconstrucción, renovación y adecuación, venga acompañado de una cultura y un plan de mantenimiento que no se quede en papel, que se ejecute rutinariamente y de manera responsable.

Puerto Rico cuenta con arquitectos, arquitectos paisajistas, ingenieros, contratistas y mano de obra y demás profesionales del diseño capacitados para lograr la transformación y la reconstrucción que tanto necesita. Exhorto a los que, empezando el 2017, se les ha confiado la dificultosa encomienda de dirigir los destinos de la Isla, a que no permitan que se vayan abajo los diferentes grupos que el Concilio representa. Todavía estamos aquí, apostando a la capacidad de nuestra gente y al futuro del país. Es de todos conocido que una industria de la construcción responsable y vigorosa es motor fundamental para mover positivamente la economía de un país y llevar la posibilidad de la prosperidad económica a múltiples sectores de nuestra sociedad.

SI TE INTERESA: Dialogando Verde: La naturaleza no tiene departamentos de física ni química

Los miembros de la industria de la construcción estamos listos para colaborar para echar a Puerto Rico hacia adelante. Pero no se nos pueden seguir poniendo trabas ni continuar diciendo cómo no; urge que se nos empiece a decir cómo sí, para juntos trabajar en devolverle ese especial encanto a nuestra Isla.

Feliz Día de Acción de Gracias

happythanksgiving

Martha Nasser Realty les desea un hermoso Día de Acción de Gracias.

Mucha unidad y bendiciones para nuestras familias.

A “enverdecer” el hogar

Aplicar algunos proyectos en el hogar ayudan a mitigar el impacto al medio ambiente y brindan un estilo de vida saludable y sostenible.

Todo comienza en el hogar. Es un hecho que moverse hacia la sustentabilidad hace total sentido. Aplicar el concepto “verde” a las propiedades trae ahorros significativos al bolsillo. Pero más allá de ahorros, aplicar algunos proyectos en el hogar, por más pequeño que parezcan, ayudan a mitigar el impacto al medio ambiente a la vez que nos brindan un estilo de vida más saludable y sostenible.

El Dr. Fernando Abruña, FAIA, conocido como el padre del diseño y construcción “verde” en Puerto Rico, le insta a comenzar desde hoy estos cambios en su hogar. Unos pequeños y otros más complejos… ¡pero lo que vale es comenzar!

  1. Instale un despachurrador de latas de aluminio para facilitar su reciclaje.
  2. Utilice puertas de madera certificadas por el “Forest Stewardship Council” para conservar los bosques del planeta.
  3. Instale pisos de cemento pulido en lugar de cerámicas de piso para reducir el gasto de energía en su fabricación e instalación.
  4. Hágase de un contenedor para practicar la composta.
  5. Sustituya las lámparas incandescentes y fluorescentes por LEDs de mayor eficiencia.
  6. Pinte el techo con una membrana “Cool Roof” de alta reflectividad para reducir el paso del calor solar.
  7. Siembre árboles de sombra en el lado oeste de la casa para reducir la carga solar.
  8. Inserte una botella de agua en el tanque del inodoro para consumir menos agua cada vez que lo utilice.
  9. Utilice pinturas con bajo contenido de VOC’s (Volatile Organic Compunds) para mitigar el daño a la capa del ozono y su salud.
  10. Coloque un contenedor de reciclaje en la cocina y otro en la marquesina.
  11. Utilice bolardos (pequeños postes) solares para iluminar los caminos y el jardín.
  12. Pavimente caminos con grava y piedra en lugar de hormigón.
  13. Instale aereadores en fregaderos, duchas y lavabos para consumir menos agua.
  14. Utilice lámparas fotovoltaicas con su propia batería; así elimina la instalación de cables y reduce el consumo de energía eléctrica.
  15. Utilice bloques de hormigón para ensamblar mesas y muebles modulares.
  16. Utilice lámparas de luz amarilla para espantar insectos eliminando el uso de insecticidas tóxicos a su salud.
  17. Sustituya aparatos sanitarios con nuevos más eficientes rubricados “Water Sense”.
  18. Seleccione equipos y enseres eléctricos con el logo de “Energy Star” para reducir su consumo energético.
  19. Utilice acondicionadores de aire “Inverter” con un valor EER>13.
  20. Pinte la madera color “Forest Green”; resiste mejor la polilla sin el uso de tratamientos químicos tóxicos.
  21. Apile tierra contra paredes del oeste y el sur y así reducirá el paso del calor.
  22. ¡Las lavadoras de platos consumen menos agua que un fregadero!
  23. Las lavadoras de ropa con puerta de frente consumen menos agua que las que se cargan por el tope.
  24. Seque la ropa con un tendedero solar.
  25. Reutilice una botella de padrino perforada para crear su sistema de irrigación por goteo.
  26. Utilice jabones sin fosfatos, son mejores para el ambiente.
  27. Ingiera menos carnes rojas y reducirá su huella ecológica.
  28. Coseche las aguas de lluvia para limpieza doméstica y riego de plantas.
  29. No tire lo que no utilice, en su lugar regálelo.
  30. Dale gracias a la vida; ¡es hermosa… todos los días!

El Dr. Fernando Abruña es fundador y pasado presidente del US Green Building Council, Capítulo del Caribe y mantiene su práctica privada de arquitectura sustentable bajo su firma Abruña & Musgrave, Architects. Para información adicional: 787-724-0987, abrumus@earthlink.net, abrumus@gmail.com y www.abrunaandmusgrave.com.

Por: Sofía Muñoz Puig/ Especial para Construcción