Danilo Terra: Una arquitectura de lo cotidiano

Por: Ileana López

Danilo Terra (Suministradas)

“Lo esencial, que es al fin y al cabo el espacio, es lo que es más importante para nosotros”. Esta idea se resume en dos palabras: limitación y oportunidad, las cuales dieron pie a una exposición de ideas por parte de uno de los arquitectos jóvenes más prometedores de Brasil, Danilo Terra, quien visitó Puerto Rico en días recientes para ofrecer una charla magistral como invitado del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajista de Puerto Rico.

Convencido de la importancia de entender y respetar la honestidad de los materiales de construcción que están a la mano, tema que según dice es recurrente en Brasil, de donde es oriundo, el arquitecto Danilo Terra, es socio fundador de Terra de Tuma Arquitectos Associados de São Paulo. Una oficina de diseño, la cual fundó junto a Pedro Tuna en el 2006, y a través de la cual se han dedicado a la investigación y al desarrollo de diversos proyectos, como la casa Maracaná, casa Mipibu y la residencia Vila Matilde, entre muchos otros que han sido el resultado de una seria reflexión que le ha llevado a construir con una lógica visual muy concisa.

SI TE INTERESA: Vilma Blanco: 60 años de diseños que respiran paz

Con proyectos como Casa Vila Matilde, en São Paulo, Brasil (una residencia que su estudio construyó desde cero en seis meses para la señora Dalva, una empleada doméstica que vive en un sector pobre de la ciudad y que ganó el Building of the Year Award de ArchDaily en 2016), Terra ha dejado muy claro cuál es su filosofía creativa y qué lo motiva a ver la arquitectura como un agente social. “Mucho más que un estilo, nuestro trabajo conlleva un proceso con objetivos simples y sencillos que crean una lógica de construcción, una lógica visual muy concisa. No creemos que la arquitectura tiene un fin por cuenta propia del lenguaje, pero sí mucho como apoyo a la vida cotidiana de las personas. Entonces, si este apoyo está bien hecho y es adecuado a las condiciones, ya se logra el objetivo”, mencionó.

Al hablar sobre el proceso creativo detrás de cada obra, Terra enfatizó en la importancia de la óptica multidisciplinar al tomar en cuenta la capacidad de coordinar y presentar soluciones que involucran a ingenieros de diversas especialidades, inversores, proveedores, clientes, proyectos paisajísticos, proyectos urbanos, ciudad y sociedad.

SI TE INTERESA: Arcosanti: Rica fusión entre ecología y arquitectura

“Para nosotros, en Terra e Tuma, es esencial que los ambientes logren ser adecuados para llevar a cabo las cosas que se tienen que hacer en ellos. Lo importante es que sean cómodos para el usuario, que cuenten con una buena ventilación e iluminación”, dijo, al expresar que su oficina prefiere pensar en cómo va a trabajar “con el vacío y cómo transformarlo para usarlo y movernos”, que con cómo va a lucir una pared o con la selección de materiales que habrá de usar para el proyecto, lo que al fin y cabo “son un asunto circunstancial, y que está más relacionado a un sistema constructivo, cuyo resultado va más allá de la estética”.

Agregó que “no se trata sobre el costo de los materiales y la mano de obra. Se trata de un proceso que puede parecer muy sencillo pero que envuelve una gran cantidad de trabajo para lograr que lo que se haya que hacer, se haga bien desde el inicio del proceso gerencial, que es el que determina todo lo demás”.

SI TE INTERESA: Fresco e innovador

Nacido en São Paulo en 1979 y graduado en 2003 de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Mackenzie, en Brasil, al comentarle que muchos de sus trabajos tienen como característica el cemento expuesto, Terra puntualizó que su quehacer como arquitecto no está vinculado a un estilo, sino a un proceso de investigación continuo, en el cual el desarrollo de su sistema constructivo se va perfeccionando con el tiempo y que está -más que nada- relacionado al material que tiene a la mano, “cuando necesitamos escoger qué tenemos disponible para que tengamos un buen espacio, que es nuestra prioridad”.

Cuando se le pregunta, ¿a quién sirve la arquitectura? responde que invariablemente dos palabras llegan a su mente: limitación y oportunidad. Según Terra, la limitación es un tema que es constante en la arquitectura y que no necesariamente está unido a algo financiero. “Sí, tenemos limitaciones y hay que servir a un presupuesto, pero el arte no tiene limitación, no tiene por qué servir a un prototipo.  Los arquitectos a veces se molestan con eso pero no debe ser así, debemos entender que la limitación es parte del proceso y es la que nos da la oportunidad de crear. Si la aceptamos y entendemos que existe, comienza a ser una oportunidad, un medio para caminar. Y ese camino siempre, siempre, te lleva a buenas sorpresas, como lo es la Casa Matilde”. El mejor ejemplo de lo que se puede hacer atendiendo las necesidades del espacio, con materiales simples y con una limitación de presupuesto.

SI TE INTERESA: Apuesta histórica y contemporánea en el casco urbano de Ponce

De: Construcciónelnuevodia.com

El poder sanador de la arquitectura

Ricardo Álvarez-Díaz (Foto Archivo GFR Media)

En la arquitectura, como en la vida, siempre hay una historia que contar, una vida que transformar y una experiencia a la cual aspirar. El diseño bien pensado debe tener siempre la intención de mejorar nuestra calidad de vida y alterar, de forma dramática, nuestra experiencia en el mundo. Como arquitectos y diseñadores, nos corresponde reconocer la conexión integral entre nuestros diseños y el impacto que estos tienen en nuestro bienestar humano, dentro de las edificaciones y las comunidades donde se encuentran.

Un estudio reciente realizado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), revela que pasamos hasta el 90 por ciento de nuestro tiempo dentro de los espacios interiores. Por lo tanto, los espacios donde vivimos, trabajamos y relajamos tienen un impacto enorme sobre nuestro bienestar general.

En su ensayo “La Arquitectura para la Salud y el Bienestar Humano”, el profesor Koen Steemers de la Universidad de Cambridge propone que, en el mundo del diseño de hoy, el énfasis debe centrarse en activamente promover el bienestar general en vez de simplemente conformarse con la ausencia de mala salud. Sus teorías están ancladas en las normas de la Organización Mundial de la Salud (WHO), quien oficialmente define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social”.

SI TE INTERESA: ¡Bien dicho! El ABC de la sostenibilidad

Según la Fundación por la Nueva Economía basada en el Reino Unido de Inglaterra, hay ciertos parámetros de comportamiento que definen y determinan el estado del bienestar general de cualquier población. Normas que deben servirle de guía a todo arquitecto al momento de emprender un proyecto de diseño.

Hay que conectarse con la comunidad

Existe una fuerte evidencia que indica que sentirse cerca y valorado por otras personas es una necesidad humana fundamental y que contribuye al buen funcionamiento de la sociedad en general. Está claro que las relaciones sociales actúan como un amortiguador contra el deterioro de la salud mental de las personas en crisis. Como arquitectos, es nuestro deber diseñar vecindarios que fomentan un sentido de comunidad por su abundancia de espacios públicos, calles orientadas al tráfico peatonal, fácil acceso a sitios de interacción social como centros comunitarios, gimnasios e iglesias, a diferencia del modelo tradicional de rascacielos de edificios públicos del pasado que conducen al enajenamiento social.

SI TE INTERESA: Justicia por diseño

Hay que mantenerse activo

La actividad física regular se asocia con tasas más bajas de depresión y ansiedad en todos los grupos de edad. El ejercicio es esencial para disminuir el deterioro cognitivo relacionado con la edad y para promover el bienestar. Al momento de diseñar nuestras comunidades, es necesario contemplar la alta presencia de espacios públicos que invitan al ejercicio ligero.

Es importante estar siempre presente

Los estudios han demostrado que la capacidad de estar consciente de lo que está ocurriendo en el presente mejora directamente nuestro sentido de bienestar. Como diseñadores, nos reta crear estructuras que siempre sorprenden y avivan la mente con su uso del espacio y materiales que amplían nuestro horizonte. Hay que seguir aprendiendo.

El aprendizaje continuo, a través de la vida, mejora la autoestima. El mismo fomenta la interacción social y lleva a mejorar la salud. La evidencia anecdótica sugiere que la práctica de fijar metas se ha asociado fuertemente con mayores niveles de supervivencia y bienestar. En nuestro rol como diseñadores, es sumamente importante que sigamos creando espacios que informan, inspiran y que despiertan de manera innata la curiosidad por aprender.

SI TE INTERESA: El corredor y vendedor de bienes raíces y su ética

En fin, como arquitectos, es crucial que entendamos el impacto de las decisiones que tomamos, sabiendo que poseemos el poder de influenciar de manera positiva, la salud general de nuestro entorno.

De: Construcciónelnuevodia

Nuevas tendencias en la arquitectura paisajista

Por: Ileana López Avilés/ Especial para Construcción

colegio-arquitectosMuchas personas confunden la arquitectura paisajista con un trabajo de “landscaping”, sin entender que esta conlleva una carrera universitaria de mucha demanda y esfuerzo, y, que al igual que la de un arquitecto, requiere de seria planificación, muchas horas de diseño y el manejo de técnicas apropiadas para llegar al producto final, que puede ser un parque, un jardín vertical o cualquier otra intervención donde el protagonista es el paisaje y su entorno natural.

Según la definición correcta, “un arquitecto paisajista planifica y diseña espacios exteriores de carácter urbanos y rurales, basándose en las características naturales y en los valores históricos y culturales del lugar. Para conseguir este fin, utiliza técnicas apropiadas y materiales naturales o construidos, guiándose por principios estéticos, funcionales, científicos y de planificación”.

Para conocer las últimas tendencias, Construcción charló con la arquitecta paisajista Vilma Blanco, M.L.A., una de las más reconocidas en este campo, quien es producto de la Escuela Graduada de Diseño de la prestigiosa Universidad de Harvard y cuenta con más de 50 años de experiencia en el diseño de arquitectura paisajista en una extensa gama de proyectos públicos y privados. Entre ellos el edificio de la Fundación Banco Popular y los jardines del Conservatorio de Música en Miramar.

SI TE INTERESA: Arquitectura histórica: por las calles del Viejo San Juan (Tercero de una serie)

Ganadora del premio URBE 2008 por el diseño del Eco-Parque Punto Verde, y nominada en el 2009 para el Copper-Hewett Lifetime Achievement Design Award, Pérez Blanco fue presidenta del Instituto de Arquitectos Paisajistas y profesora en la Escuela de Arquitectura de Uiversidad de Puerto Rico. Es expresidenta de la Junta de Directores de la Fundación por la Arquitectura.

La arquitectura paisajista es mucho más que embellecer un área. Atiende situaciones tan serias como problemas que son consecuencia del calentamiento global, la subida de los mares o el tema de las inundaciones, que según Vilma  Blanco son  cada vez más preocupante.

“Por años, muchos de estos problemas se resolvían con los métodos de la ingeniería civil, con el fin de llevar las aguas al mar tan pronto fuera posible. Esto creaba problemas de contaminación, ya que las aguas no se filtraban por el camino y echándole las mismas encima al que vivía más abajo. Técnicas que iban en contra de la naturaleza”.

SI TE INTERESA: Arquitectura histórica: por las calles del Viejo San Juan (Segundo de una serie)

A través de la arquitectura paisajista, hoy se trabajan técnicas, como los techo verde, las paredes verdes o pozos de retención, con el propósito de aguantar las aguas y de que las mismas filtren los más lento posible para facilitar su utilización, ya se para el almacenamiento, uso de sistemas de riesgo o irrigar torres de enfriamiento y reducir los costos de agua. Estos son conceptos con los que se pueden resolver múltiples problemas relacionados con el asunto de las inundaciones de las zonas urbanas de forma que favorezca la naturaleza.

El hermoso proyecto para el edificio de la Fundación Banco Popular de Puerto Rico, que Blanco concluyó recientemente en la esquina de la avenida Ponce de León y la calle Quisqueya, en Hato Rey, es un buen ejemplo de las últimas tendencias de la arquitectura paisajista, al incluir el importante tema del “Manejo de las Aguas Pluviales”.

“Allí tenemos paredes verdes y una placita con una cascada que sirve para airear el agua y mantenerla saludable. Mientras que el excremento de los peces, sirve de abono a las paredes verdes. El sistema está diseñado para disponer de las pluviales sin recargar el ya obsoleto alcantarillado de la zona”.

SI TE INTERESA: Puerta de Tierra: más que ““la fachada del Viejo San Juan”

Las pozas de retención también son una tendencia importante. Estas pueden ser una fuente, un lago o un estanque, un sitio donde se pueda almacenar el agua para que se filtre poco a poco, en lugar de correr por un tubo al alcantarillado y causar inundaciones. “Al percollar, el agua va dejando los contaminantes de la lluvia en la tierra, que sirve de filtro, así que cuando alcanza el mar o la AAA, va mucho más limpia”.

Un ejemplo, donde todas las pluviales se resolvieron en sitio, fue el parque conocido como “Punto Verde”, en Hato Rey. Un proyecto de calidad social muy importante para Blanco, donde “puse todo mi corazón”, y que actualmente se encuentra en pleito. “Allí, sin penalizar el río, y ayudándonos por la naturaleza, en lugar de dominarla lo que hicimos fue copiarla, de manera que las inundaciones se pudieran resolver en poco tiempo”.

Otro ejemplo que agrupa las nuevas tendencias de la arquitectura paisajista lo es el jardín del Conservatorio de Música de Puerto Rico, en Miramar. Aquí la arquitecta paisajista incorporó elementos noveles, como un techo de goma de automóvil.

SI TE INTERESA: Arquitectura histórica: por las calles del Viejo San Juan (Primero de una serie)

“Este proyecto fue un gran esfuerzo. En él se observa uno de los propósitos que tengo como profesional: la misión de que las personas que lo usen sientan paz. Lograr un ambiente que brinde tranquilidad y nos proporcione un espacio de sosiego en la ciudad”.

Para lograrlo, Blanco estudió algunas técnicas del Feng Shui, donde tomó en cuenta los colores de las plantas y árboles, el ángulo de las cosas y por dónde entraba la energía del océano al proyecto. “Allí todo está calculado. El Feng Shui tiene una lógica tremenda y está basado en normas muy estrictas. Por supuesto, tiene ciertas limitaciones, como el no poder usar cactus y palmas, por sus forma afiladas. Una escuela de música, necesitaba de un lugar donde los estudiantes se sintieran a gusto y en paz, donde pudieran practicar su instrumento al aire libre”.

“Nuestra profesión como arquitectos paisajistas no es crear algo estrictamente agradable, sino tratar de incrementar la felicidad del conjunto, armonizando el ambiente y siempre teniendo en cuenta lo social”, dijo Blanco, quien reveló que en Isla “se está sembrando al semilla, pero todavía hay mucho que aprender en relación a las nuevas tendencias de la arquitectura paisajista”.

Para el 2016 el debut del Paseo Puerta de Tierra

Por: Nelson Gabriel Berríos / Especial para Construcción

Uno de los propósitos del Paseo Puerta de Tierra es darle más vida a este importante y hermoso tramo con vista al mar que conecta El Condado con El Viejo San Juan.
El Paseo Puerta de Tierra, con algunas modificaciones ante críticas de vecinos, avanza rápidamente para que en el verano de 2016 puertorriqueños y turistas ya puedan tener la experiencia de recorrer un renovado tramo con vista al mar entre el Condado y el Viejo San Juan, que busca revitalizar toda la zona. Aún con las objeciones a algunos aspectos del proyecto que han levantado residentes de Puerta de Tierra y del Viejo San Juan, prosigue sin retrasos la construcción del Paseo, que costará $38.3 millones al final de sus siete etapas. Entre las razones que expone la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) para el Paseo está el impulso económico del área, el atractivo turístico, el valor recreacional, la seguridad para peatones y ciclistas (que tendrán un carril para ellos) y consideraciones ambientales para prevenir deslizamientos en sectores, por la erosión, que podrían afectar la Avenida Muñoz Rivera así como la vegetación del área y la zona de coral. “El Paseo Puerta de Tierra es un proyecto de país. Este es un proyecto que respalda a los 15,000 visitantes de cruceros que tuvimos el otro día. Es un proyecto que respalda el esparcimiento familiar. Este es un proyecto que respalda la seguridad, que respalda el desarrollo económico,  la revitalización urbana de Puerta de Tierra, el turismo. Es coger esa ventana al mar y botar la bola. Es un proyecto que respalda el mejoramiento ambiental cuando atendemos esas condiciones de erosión”, planteó la directora de AFI, Grace Santana, quien ya se ha reunido cinco veces con representantes de los vecinos de Puerta de Tierra y del Viejo San Juan, que se oponen entre otras cosas, al concepto de la Terraza al Mar.
Las reuniones con los vecinos, explicó Santana, tuvieron el efecto de incorporar algunas de sus ideas al proyecto que había provocado protestas hasta de Tito Kayak por la remoción de palmas y árboles. Así, por ejemplo, se conservan 226 árboles y se redujo a 322 los árboles a remover para  adecuarlo al concepto de diseño paisajista y para sembrar unos con raíces profundas que controlen la erosión del terreno. Por cada árbol cortado se siembran tres. Se sembrarán además 30,000 arbustos y plantas como parte del plan de paisajismo, estos seleccionados por expertos para que sean resistentes al clima, el salitre y el sol, indicó la directora de AFI. Otro ajuste significativo al plan es que se reevaluó la Fase 5, que contemplaba cerrar unos carriles en el área del Casino de Puerto Rico y la Casa Olímpica para instalar la recreación de la Puerta de Santiago. Los vecinos plantearon que esto afectaría el tránsito y AFI accedió a que los carriles no se eliminen. La construcción de la Puerta de Santiago está detenida, pendiente a si se ubica en otro lugar. Esta Puerta, según el historiador del proyecto Aníbal Sepúlveda, fue construida en 1635 como parte del amurallamiento de la ciudad para proteger el área luego de dos ataques británicos y se derribó en 1897. Se propone una estructura en acero, que haga alusión histórica a la puerta. Santana explicó que a través del Paseo habrá letreros con datos históricos del área para beneficio de los turistas.  El diseño del proyecto es del arquitecto Segundo Cardona, de Sierra, Cardona y Ferrer. Hasta ahora el Paseo cuenta con el endoso de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, con el apoyo de los hoteles Caribe Hilton y Normandie, cuyos huéspedes tendrán una opción de atractivo paseo frente al mar, la Compañía de Turismo y la Autoridad de Carreteras (ACT). La directora ejecutiva de la ACT, Carmen Villar Prados informó que el proyecto atiende 12 puntos con problemas de erosión en el tramo, causados principalmente por drenajes del área. Esto provocó un deslizamiento frente el restaurante El Hamburger y en los próximos años de no atenderse ocurriría en esos puntos adicionales.
Terraza y vida urbana
Uno de los propósitos del Paseo Puerta de Tierra es darle más vida a este importante y hermoso tramo con vista al mar que conecta El Condado con El Viejo San Juan. Se busca incentivar que la gente camine, corra bicicleta e interactúe en la nueva Terraza al Mar. Santana ve esta terraza como “un oasis” que aprovecha el talud de Bajamar para construir un espacio con dos concesiones comerciales de comida ligera, bebida y refrigerios “para tomar agua, tomarse una batida de frutas, frente al mar. Tiene que ser parte de la experiencia de ese recorrido, que los viejitos, que no se pueden sentar en la grama, tengan una silla donde sentarse”. Santana añade que “los turistas ya van por ahí y los ves caminando por esa acera sur toda rota y lo que da es vergüenza. Hay áreas que no son nada seguras pues el Paseo de los Enamorados es un área de incidencia criminal. El Paseo cambiará esto. En Turismo están encantados porque tengamos estos rótulos que les expliquen la historia cultural a nuestros visitantes. Pero te digo más. En estas plazas estamos diseñando unos espacios abiertos para que puedas tener actividades recreativas y culturales. Para que tengas un violinista, un saxofonista,  gente pintando, una actividad que propenda a la cultura, al esparcimiento, que tengas vida de ciudad. Y una vista preciosa”. Toda esa actividad y ese público adicional que vendría a pie o en bicicleta lo podrían aprovechar como clientes los comercios actuales o nuevos que surjan en el área. Esto debe tener un impacto económico en el área, creando empleos. Ante la crítica de vecinos de que no todo el mundo llegará a pie y no hay estacionamiento, Santana explicó que se contempla en las fases futuras 6 y 7 hay “unos bolsillos” de propiedades abandonadas en la calle del Tren donde se crearían estacionamientos privados. La idea es que esos estacionamientos los administren residentes del área de Puerta de Tierra, para involucrarlos y que se apoderen de la zona. Igualmente hay diálogo con el municipio de San Juan y la Policía para incrementar la seguridad en el área. Y para la preocupación del mantenimiento que se le dé luego al Paseo Puerta de Tierra, la sugerencia es que se integre a la entidad que administre los estacionamientos para colaborar con el mantenimiento del área pero aún es tema de futuras conversaciones con el municipio y los residentes de Puerta de Tierra.
Siete fases del Paseo Puerta de Tierra
Fase 1 – Realineación de Rutas de Autobuses en la Calle del Tren. A un costo de $3.78 millones, comenzó en Mayo de 2014 y concluyó en Enero de 2015.
Fase 2 – Desde el Puente Dos Hermanos hasta la Entrada Vehicular del Parque del Tercer Milenio. Con una inversión de $3.05 millones, comenzó en Mayo de 2014 y terminará en Mayo de 2015.
Fase 3 y 4 – Terraza al Mar y Ave. Muñoz Rivera desde el Parque del Tercer Milenio hasta la Escuela de Medicina Tropical – Con una inversión de $14.77 millones, comenzó en Diciembre de 2014, la construcción se extenderá por 18 meses y debe estar terminada en el Verano de 2016
Fase 5 – Ave. Ponce de León desde la Plaza Colón hasta el Capitolio y Recreación de la Puerta de Santiago. Está solo en Diseño. A un costo de $6.69 millones debía comenzar en el Verano de 2015 y terminar en el Verano de 2016. Ya no se cerrarán unos carriles como se había  propuesto. Está en evaluación si se relocaliza o si no se construye la Recreación de la Puerta de Santiago.
Fase 6 –Avenida Ponce de León desde antigua Escuela de Medicina Tropical hasta Parque Luis Muñoz Rivera. Mejoras a las calles y reforestación, con una inversión de $3.28 millones, duraría 18 meses pero no hay fecha para comenzar.
Fase 7 – Calle San Agustín y Calles Transversales. Con una inversión de $6.73 millones, habría mejoras a las calles y reforestación. La construcción duraría 18 meses pero no se ha determinado en qué fecha comenzaría.
Total: $38.3 millones

Nuevo inventario digital de todas las propiedades en Puerto Rico

Por: NotiCel

Publicado: 22/10/2014 06:32 pm

El Centro de Recaudaciones de Ingreso Municipal (CRIM) presentó el miércoles una nueva herramienta, que permitirá a la ciudadanía acceder al inventario de todas las propiedades en Puerto Rico. El catastro digitalprovee a los usuarios información como el valor tributable de la propiedad y quiénes son los colindantes, además de las zonas inundables, bosques y zonas históricas.

(Josian Bruno/Archivo NotiCel)

Para ver el mapa base catastral, lo primero que debe hacer es visitar el portal del CRIM y seleccionar la opción de Catastro Digital al final de la columna izquierda. El mapa cuenta con una foto área de Puerto Rico, que se tomó en 2010, aunque se supone que la información sea actualizada con los planos de agrimensura y modificación de parcelas contínuamente.

El catastro describe cada predio urbano con sus límites, dimensiones y colindancias, y si se trata de un solar edificado o no edificado. Si está edificado, provee información básica de la edificación. La nueva herramienta fue trabajada enteramente por el personal de cartografía, aseguró el director ejecutivo, Víctor Falcón Dávila.

(Fotocaptura del portal del catastro digital del CRIM)

Para manejar la información, el portal tiene un sistema que permite la búsqueda a través de la entrada de número de catastro, número de parcela, número de parcela de procedencia o dirección física. La búsqueda por dueño de la propiedad está restringida hasta el momento para uso del personal.

Para hacer su búsqueda, solo tiene que pulsar en el icono de los binoculares, que se encuentra en la parte superior del portal. Esa ventana le permitirá, además, seleccionar la distancia en pies, millas, metros o kilómetros para ver el listado de todos los colindantes en ese radio.

El portal contiene también una lista de nuevas capas de información, que las personas pueden seleccionar a mano derecha. Incluye información cartográfica de bosques y reservas, zonas históricas, zonas inundables, calificación del territorio, clasificación del territorio, valor tasado de la propiedad y estructuras. Estas las puede interpretar siguiendo la leyenda, que se encuentra también a mano derecha.

“Lo que buscamos con este nuevo portal es aumentar la eficiencia en los procesos de segregación y por ende en la tasación, lo que redundará en un aumento en la captación de impuestos sobre la propiedad inmueble”, destacó Falcón Dávila.

Agregó que esta herramienta será útil en las áreas de planificación, desarrollo económico y social de Puerto Rico, en el desarrollo de obra pública y para la protección del medioambiente.

Plan de Uso de Terrenos a su etapa final

21-junio-2014

Este modelo territorial se logra tras una larga espera de 10 años y un proceso de consulta en el que ha habido tanto elogios como críticas al plan.

Foto Principal

Luis García Pelatti, presidente de la Junta de Planificación (JP). (Archivo / GFR Media)

Por Nelson Gabriel Berríos / Especial para Construcción

Puerto Rico tendrá finalmente en octubre de 2014 un Plan de Uso de Terrenos (PUT) que regulará la actividad económica, ecológica, agrícola y de construcción en la Isla. Este modelo territorial se logra tras una larga espera de 10 años y un proceso de consulta en el que ha habido tanto elogios como críticas al plan.

El presidente de la Junta de Planificación (JP), Luis García Pelatti, compartió en una entrevista con Construcción de El Nuevo Día cuán adelantado va el proceso del PUT y las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) que buscan servir de referencia urbanística, ambiental y de desarrollo de la infraestructura.

“El amplio proceso de participación pública (de tres meses) lo cerramos en abril. Tuvimos cerca de 60 presentaciones, recibimos 153 ponencias, además de los comentarios en la página electrónica. Estamos evaluando, revisando el documento y los mapas. La idea es tratar de tener un documento para julio”, informó García Pelatti. Con ese documento del PUT revisado, se irá nuevamente a cinco vistas públicas a finales de agosto para recibir los últimos comentarios de la ciudadanía. Ahí vendrá la revisión definitiva “para que pongamos en las manos del gobernador en octubre un documento final”, expresó.

Varias organizaciones (la Asociación de Constructores de Hogares, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores, la Asociación de Contratistas Generales y el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas) que conforman el Concilio de la Industria de la Construcción han sido críticas del PUT y sus líderes se han reunido con García Pelatti para expresar sus inquietudes. El presidente de la JP asegura que ha acogido algunas de sus recomendaciones, como las de la organización del documento que le parecieron adecuadas. Los líderes de estas organizaciones aseguran respaldar la necesidad de un PUT para un desarrollo armonioso y sustentable de la Isla, continúan colaborando con la JP pero mantienen reservas sobre la estrategia de cómo se promoverá la construcción en zonas urbanas, que es más costosa, para lograr la meta de mayor densificación en las ciudades.

En cuanto a las preocupaciones generales de ciudadanos durante las vistas del PUT, la mayoría fueron sobre si se impactaban sus propiedades o algún proyecto de construcción en proceso. García Pelatti aseguró que el propósito del PUT es más hacia el futuro y que por lo que se conoce como “derecho adquirido, todo proceso que esté en etapa de permisos, no se vería afectado por el plan. La idea no es detener proyectos que están ahora mismo”.

Aunque se puede tener la noción de que Puerto Rico tiene mucha construcción, de acuerdo al borrador del PUT que ha estado disponible, se clasifica el 12% del suelo de Puerto Rico como urbano. “Esto no va a cambiar mucho porque cuando uno piensa que desde que se bajó Cristóbal Colón hemos impactado como urbano el 12% de Puerto Rico. En más de 500 años el desarrollo es en unas áreas. Uno tiene la percepción de que hemos impactado más a Puerto Rico y es por la manera desparramada que ha ocurrido el desarrollo”, comentó García Pelatti. El PUT establece, entre otras categorías, además de ese 12 por ciento de suelo urbano, que habrá un 25% de suelos para la agricultura, un 30% para conservación ecológica y un 1% adicional no construido aún como suelo urbanizable.

A los planteamientos de que se puede estar dejando poco para construcción futura, García Pelatti reaccionó diciendo que entre los espacios vacíos en las áreas ya construidas en suelo urbano, en suelos urbanizables programados y no programados, suman un total de 32,060 cuerdas disponibles para construir y aseguró que eso es muchísimo.

“Nosotros dijimos ¿qué cabe en 32,000 cuerdas? Hicimos un ejercicio porque queríamos probar que el Plan de Uso de Terrenos no paraliza la construcción. En 32,000 cuerdas cabe dos veces la Isla de Manhattan (Nueva York). Si de esa cantidad de terreno dejo el 75% (24,044 cuerdas) para viviendas, un 15% (4,809 cuerdas) para el comercio y un 10% (3,206) para la industria, entonces ¿qué cabe? Pues podríamos hacer 60 Plaza Las Américas, con estacionamiento también. En viviendas podríamos construir 350,000 casas hoy. Y en la industria podríamos construir 15 Amgen, que es una industria enorme y no es el promedio en la Isla”, planteó García Pelatti.

Aun así, recalcó que lo ideal sería un redesarrollo de las zonas urbanas e industriales para aprovechar mejor los terrenos, infraestructura y edificios existentes. Ofreció como ejemplo el parque industrial de Moca, que estaba vacío y ahora Honeywell lo usará como sede de su industria aeronáutica. Y eso implica construcción para adaptarlo a sus necesidades.

“Lo importante es entender que el Plan de Uso de Terrenos permite el desarrollo, la construcción. También pensar que hay actividad económica en otros suelos. A veces la gente dice que si no se construye, se detiene la economía, pero los terrenos agrícolas son actividad económica. Hay un uso ecológico, de turismo, en las áreas verdes reservadas y eso es también actividad económica. A veces se hablaba del suelo rústico, del carso, pero gracias al suelo rústico existen las canteras, que tienen que estar en lugares rurales aislados. Y gracias al suelo rústico existen los vertederos. Hay que dejar terrenos rurales también para los parque eólicos, que no pueden estar en medio de la ciudad”, explicó García Pelatti.

El presidente de la JP aseguró que el PUT y la DOT son el reto más grande del cuatrienio “porque tiene la dificultad de establecer una guía para todo un país por la complejidad que eso tiene. Además, porque llevamos 10 años desde que se pidió por legislación para que se acabe. Y lo estamos acabando”.

Luego de octubre, quedará pendiente culminar el plan de ordenamiento territorial de los municipios. Se está trabajando activamente con 24 municipios que están pendientes de terminar sus planes territoriales. Al resto de los municipios, que ya lo tienen, también se les está diciendo que comiencen a revisarse a tono con el PUT. Para esto, García Pelatti se está reuniendo continuamente con alcaldes de toda la Isla.

Santurce: un barrio con historia, Parte III

10-mayo-2014

En esta tercera y última parte de nuestra serie sobre la historia de Santurce, se detallan algunos de los eventos que sacudieron a este histórico sector durante la segunda mitad del siglo XX y principios del siglo XXI.

Foto Principal

El Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré. (Archivo / GFR Media)

Por Arq. Ricardo Alvarez / Especial para Construcción

Por más de un siglo, la expansión del barrio de Santurce continuaría de forma desarticulada y espontánea sin plan rector. Al inicio de los años de 1950, comenzaron a implementar la ya mencionada operación Manos A La Obra la cual resultó en la eliminación de los arrabales de la capital, que, en su mayoría, estaban ubicados en el barrio de Santurce. Esta medida vino acompañada, posteriormente, por un plan de vivienda pública a gran escala: una solución social dirigida, según los autores Alameda Lozada y Rivera Galindo, a servir como “antídoto para curar los males de pobreza y la desigualdad creados por los efectos de la Gran Depresión”.

No fue hasta el año 1956, tras el establecimiento del nuevo Estado Libre de Puerto Rico, que se concreta el primer Plan Regional del Área Metropolitana de San Juan. Dentro del plan, se comenzaría la construcción de dos nuevas autopistas en Puerto Rico: la Román Baldorioty de Castro y la autopista José De Diego. Ambas vías cortarían por el mismo centro de Santurce: comenzando una desintegración acelerada y triste desaparición de algunos de los barrios más antiguos y más pobres de este sector.

La erradicación de los arrabales, la cual llegó a su punto máximo con la construcción de las mencionadas carreteras, coincidió con el surgir de una nueva clase media y el advenimiento del automóvil como medio de transportación masiva. Entre los años 1950 y 1999, el número de vehículos de motor registrados en Puerto Rico se multiplicaría por un factor de 40— subiendo de un total de 60,564 vehículos en el 1950 a 2,508,761 en el 1999.

En el caso de Santurce, desafortunadamente, esta nueva popularidad del automóvil y el acceso universal a modernas vías de acceso, harían obsoleta la tradicional alineación de negocios a lo largo de la Avenida Ponce de León, configuración que databa desde la época de la antigua Carretera Central.

Con una rapidez y ferocidad solo igualadas por la migración masiva que había arropado al área medio siglo antes, del campo a la ciudad, este nuevo éxodo, tanto de la clientela como de comerciantes, se daría en dirección opuesta hacia la periferia.

La fuga hacia los suburbios afectaría desproporcionalmente al barrio de Santurce. Entre el año 1960 y los finales del siglo, la población de Cangrejos se reduciría por un 47%. Como respuesta a este fenómeno, a partir del 1967, se introduciría una multiplicidad de iniciativas con el propósito de revitalizar el casco urbano de Santurce, sin embargo, los frutos de estos esfuerzos solo se empezarían a dar con la llegada del nuevo milenio.

Considerando la importancia histórica y cultural de este barrio sanjuanero, varias entidades privadas y gubernamentales comenzaron a desarrollar un sinnúmero de iniciativas de revitalización económica con el fin de estimular la repoblación del área. Como resultado de estos esfuerzos de revitalización, entre el 1970 y 1990 se levantarían importantes estructuras, símbolos de la gran esperanza del porvenir del barrio, entre ellas: el Centro de Gobierno Roberto Sánchez Vilella – Minillas (1973), El Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré (1981) y el Centro Europa (1988).

A finales del siglo XX, también se concretarían planes de remodelación para diversas estructuras y obras arquitectónicas de carácter neoclásico, neo georgiano y art decó, entre ellas: el antiguo Hospital Municipal de San Juan (hoy día, el Museo de Arte de Puerto Rico) [2000]; la antigua Escuela Labra (ahora el Museo de Arte Contemporáneo) [2002], la renovación total de la Plaza del Mercado de Santurce (el antiguo Campo Alegre), los Teatros Matienzo & Radio City Music Hall y el Conservatorio de Música de Puerto Rico [2012]. Esta nueva tendencia hacia la restauración refleja (aunque de manera tardía) una creciente conciencia a nivel público del enorme valor del patrimonio cultural y artístico que encierran estos edificios icónicos.

Al abrir el nuevo milenio, Santurce es nuevamente un foro de creación y desarrollo: con una multiplicidad de nuevas ideas y proyectos para la revitalización de la ciudad. La Ley de Distrito de Convenciones (2000) y La Ley 212 (2002), también conocida como Ley para la Revitalización de los Centros Urbanos, nutridas por la visión del nuevo urbanista y el concepto de la ciudad habitable, fueron catalíticos para la creación de varios proyectos claves durante los primeros años del siglo XXI, entre ellos: el Centro de Convenciones Pedro Rosselló (2005), Metro Plaza Towers (2008), La Ciudadela (2009) y Cosmopolitan (2012).

De esta semilla renació Cangrejos 

Santurce es un barrio con historia. Por cinco siglos, ha sido objeto de admiración, debate y gran interés comercial. Hoy día sigue siendo un lugar de flujo: una residencia en tránsito tanto para extranjeros como para varios locales, una sede de lujo y de pobreza que cohabitan hoy, de la misma manera que lo hicieron hace un siglo. Es un paradigma demográfico, económico y social sin igual. Su ubicación geográfica y su diversidad cultural siempre lo han distinguido como posiblemente el barrio más pintoresco, controversial, vibrante, emprendedor y soñador de Puerto Rico. Santurce es un lugar de promesa donde reside la esperanza de muchos, y viven y reviven los sueños de todos.

El autor es arquitecto, escritor y vicepresidente de la Fundación por Arquitectura. La sede de su empresa, Alvarez-Díaz & Villalón® está localizada en Santurce. Para comentarios escriba aralvarezdiaz@aldivi.com.