El gobierno promueve Zonas de Oportunidad

Zonas de Oportunidad

 

Advertisements

Puerto Rico strikes back

1.9 billions in investments. Puerto Rico’s impressive comeback

Patrimonio fascinante de la ciudad amurallada

15-febrero-2014
La forma en que se ha logrado conservar y remozar la ciudad capital debe ser orgullo de todos los puertorriqueños.
Foto Principal

El Viejo San Juan tiene la maravilla de ser una ciudad patrimonial que ha sido residida constantemente desde 1521, cuando fue fundada por Juan Ponce De León. (Foto por Rosario Fernández)

Por Nelson Gabriel Berríos / Especial para Construcción

 Lo genial de nuestro San Juan histórico  es que es vibrante. A simple vista si caminamos San Juan tenemos arquitectura visible desde el siglo 16 hasta el presente. Tampoco es una ciudad museo, es una ciudad vivida”, plantea, con el entusiasmo de quien admira las huellas del tiempo, la arqueóloga puertorriqueña Aida Belén Rivera Ruiz.

La forma en que se ha logrado conservar y remozar la ciudad capital debe ser orgullo de todos los puertorriqueños, a juicio de Rivera Ruiz, graduada de arqueología histórica y conservación patrimonial.
“La primera reglamentación fue un documento de dos páginas en los años 50 por Ricardo Alegría. Crecimos un reglamento más formal, con varias enmiendas, en el 90 por el trabajo del Instituto de Cultura y la Oficina de Preservación Histórica. Se levantó un inventario total del Viejo San Juan”, recordó Rivera Ruiz.
La misión de estas reglamentaciones es clara: “que aquello con valor patrimonial se conserve, pero dentro de unos parámetros reales para poderlo vivir. Si no dejamos que crezca, entonces se convierte en ciudad fantasma”, comentó Rivera Ruiz. Puso el ejemplo de que se empezó a permitir que las casas crecieran hacia arriba, pero tenían que ser retranqueadas, es decir la segunda planta de una casa no podía estar alineada con la de abajo. Se construye unos pies más atrás para que se vea la huella histórica. “Que lo nuevo se distinga de lo viejo” es la idea, explicó.
Rivera Ruiz señala que el Viejo San Juan tiene la maravilla de ser una ciudad patrimonial que ha sido residida constantemente desde 1521, cuando fue fundada por Juan Ponce De León. Además tuvo presencia indígena al menos en dos puntos, en Puerta de Tierra y en la parte alta donde está el Convento de los dominicos. San Juan, comenta la arqueóloga, es una isleta construida sobre un promontorio de piedra caliza, con ojos de agua fresca, tenía una topografía constante, el oceáno y agua fresca, todas las condiciones de un buen lugar para vivir, que aprovecharon en su momento los taínos y luego los colonos españoles.
Las edificaciones como El Morro, San Cristóbal, el Palacio de Santa Catalina (La Fortaleza), Casa Blanca, el cuartel de Ballajá son testigos de una historia que incluye a lo largo de siglos ataques piratas, de ingleses, holandeses y en el 1898  la Guerra Hispanoamericana.
En un lugar de tanta historia en sus murallas y adoquines, el Viejo San Juan “funciona como un barrio pequeño, como un pueblo. Todavía se hacen deliverys. Es la idiosincrasia de gente de pueblo. Es fascinante y por ese encanto en parte es que el precio de venta las residencias del Viejo San Juan se ha mantenido”, señala Rivera Ruiz.
La arqueóloga opinó que todavía se puede hacer mucho más en San Juan. Piensa que es importante que todos vayamos a San Juan a caminar por esos adoquines, a admirar las casas y cuando veamos ruinas, exijamos como ciudadanos que nuestra primera ciudad atienda esos problemas para expropiarlas. “San Juan es fascinante” y hay que mantenerlo así, concluyó.

09-noviembre-2013

Mi Casa Propia cobra nuevo impulso

Una vez se apruebe un proyecto de ley que lo flexibiliza para que los compradores de viviendas se puedan acoger a este y a la vez cualificar para un financiamiento por FHA.

Foto Principal

Rafael “Tatito” Hernández, representante a la Cámara. (Archivo / GFR Media)

Por Nelson Gabriel Berríos / Especial para Construcción

    El programa Mi Casa Propia debe cobrar un mayor impulso en las próximas semanas, una vez se apruebe un proyecto de ley que lo flexibiliza para que los compradores de viviendas se puedan acoger a este y a la vez cualificar para un financiamiento por FHA. Esto puede representar un nuevo atractivo para las ventas de casas antes de fin de año.
“Antes del 14 de noviembre, cuando se acaba la sesión, el proyecto va a estar aprobado en ambos cuerpos. Este proyecto va en fast track, en colaboración con el Ejecutivo, para que el gobernador lo firme antes  que culmine el mes. La agenda de nosotros es liquidar los $15 millones de incentivos de Mi Casa Propia en diciembre”, aseguró el representante Rafael “Tatito” Hernández, autor del P. de la C. 1548, que incluye enmiendas a Mi Casa Propia y que acaba de radicar esta semana. Con Mi Casa Propia un comprador puede recibir una ayuda para el pronto del hogar de hasta $6,000 en una casa de $200,000 o menos.

Hernández atendió así una inquietud de la industria hipotecaria y de José Sierra, director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV) en el sentido de que una restricción que tenía el programa Mi Casa Propia impedía que quienes se acogían a este cualificaran para financiar sus viviendas al interés más bajo de FHA. No muchos se acogían a Mi Casa Propia pues el 70% de las hipotecas que se generan en la Isla son por FHA. La restricción del programa local consiste en que los compradores que tenían la ayuda  no podían vender su casa en 10 años y los reglamentos del Departamento de Vivienda federal (HUD, por sus siglas en inglés) requieren que las ayudas estatales a los compradores deben ser un regalo total, sin tranquillas para un repago posterior.
Sierra, quien había hecho gestiones con HUD para explicar el por qué de esa restricción, recibió el pasado viernes 1 de noviembre una carta en la que esta agencia federal  planteó que la única opción para acoger el programa para los préstamos FHA era eliminarle a los compradores ese requisito de no vender. Y ante esto, Sierra le llevó el borrador de un proyecto al representante Hernández, quien rápidamente lo radicó, en coordinación con el representante Carlos Vargas Ferrer, presidente de la Comisión de Vivienda de la Cámara.
“Aquí lo importante es que, por una cuestión técnica, no podemos parar el crecimiento del país. Y estas cosas hay que hacerlas ágiles, rápidas y sin titubear, porque el titubeo le hace daño al mercado”, planteó el representante Hernández. El legislador también anunciará próximamente los detalles para implantar  un programa, de un proyecto de su autoría ya aprobado el pasado cuatrienio, que permitirá que un comprador reciba una hipoteca de hasta un 103% del valor de la residencia y puede usar el dinero extra para el pronto.
El senador Jorge Suárez, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, indicó por su parte que cuando el proyecto cameral llegue al Senado se atenderán a la mayor brevedad  y se le dará paso para poder contribuir a expandir el mercado de la vivienda en la Isla.
El director de AFV, por otro lado, explicó que de los $15 millones del programa Mi Casa Propia solo se han utilizado $4.9 millones, para 1,353 casos, desde que comenzó en junio. “La expectativa de nosotros era que se usaran $2.5 millones mensuales y el promedio ha sido solo $1.4 millones. Esto es $1.1 millones y 300 casos mensuales menos de lo que queríamos”, explicó Sierra, de AFV.
“Con este cambio (del proyecto del representante Hernández) esperamos que el programa Mi Casa Propia se mueva más. También,  ante el evento que hay de nuevas restricciones federales en enero (para cualificar a compradores de viviendas que no tengan deudas por más de 43% de sus ingresos) está la  posibilidad de que se adelanten compras de viviendas y diciembre sea un mes de mucha acción hipotecaria”, explicó Sierra. Una vez se acaben los $10 millones restantes en fondos de Mi Casa Propia, Sierra confía que el nuevo programa de financiamiento de 103% del costo de la vivienda continuará ayudando en forma permanente a la industria.
Sierra también comentó sobre otro proyecto de ley que estuvo contemplándose esta semana en el Capitolio, al que Hacienda se opuso. Se trata de un programa que se estaría creando con fondos privados. Va dirigido a que la industria bancaria, tanto bancos comerciales como bancos hipotecarios, aporten a este fondo de incentivos económicos para los compradores de vivienda. A lo que se opuso Hacienda es a que la aportación de estos bancos al fondo de ayuda sería a cambio de 100% de incentivos contributivos por la cantidad que aporten. Sierra entiende la posición de Hacienda y se están negociando que tal vez haya un incentivo contributivo menor para las empresas, entre otras opciones. El fondo común lo administraría la AFV, en colaboración con una Junta integrada por representantes de la banca privada y funcionarios gubernamentales como el secretario de la Vivienda.