Terminaría Mi Casa Propia y llegan hipotecas al 103%

01-marzo-2014

Foto Principal

 

Por Nelson Gabriel Berríos / Especial para Construcción

Aunque se había informado que la ley 31, recién firmada por el Gobernador, otorgaría fondos anuales para el programa de incentivos Mi Casa Propia, este programa terminará próximamente al agotarse su fondo de $15 millones y se sustituirá en marzo por otro de la Autoridad para el Financiamiento de Vivienda (AFV) que permitirá financiar el 103% del costo de una vivienda.

Ante esto, la Mortgage Bankers Association (MBA) recalcó la necesidad de que el gobierno busque la forma de asignar con urgencia fondos para Mi Casa Propia, ya que entienden es esencial para revitalizar el mercado de la vivienda en la Isla.

José Sierra Morales, director ejecutivo de la AFV, explicó la confusión creada al informarse la aprobación de la Ley 31 y dar la impresión que habría nuevos fondos anuales para Mi Casa Propia. Aseguró que el dinero recibido anualmente será para efectuar pagos a la línea de crédito con la que se costeó otro programa de incentivo para viviendas Mi Nuevo Hogar, de la pasada administración gubernamental.

“La Ley 31 del 21 de febrero de 2014, lo que busca es clarificar la implantación de la Ley 122 de 2010, según enmendada. Lo que hace es establecer que los fondos no reclamados que remiten los bancos comerciales al gobierno deberán ser transferidos a la Autoridad en enero de cada año desde el 2104 en adelante. La confusión surgió porque estos fondos serán utilizados para amortizar una línea de crédito que la pasada administración hizo con el Banco Gubernamental de Fomento por $116 millones para cubrir los subsidios que fueron otorgados por el programa Mi Nuevo Hogar (MNH). Esta línea de crédito tiene una amortización a 20 años y el primer pago comienza en septiembre de 2014 por $7 millones. Se espera recibir (por la Ley 31) aproximadamente $8 millones anuales, lo que no va a permitir que estos fondos puedan ser usados bajo Mi Casa Propia (MCP)”, indicó Sierra.

En total, mediante el programa Mi Nuevo Hogar se otorgaron $160 millones en subsidios a viviendas por dos años, entre febrero de 2011 y febrero de 2013, de los cuales $44 millones fueron de capital de AFV y $116 millones de la ya mencionada línea de crédito del BGF, que ahora hay que pagar por 20 años. 

En cuanto a Mi Casa Propia, informó Sierra, hasta el 21 de febrero de este año se han utilizado $11,657,494 para ayudar a que unas 3,119 familias puedan comprar un hogar. El dinero otorgado en promedio ha sido de $3,738 pero es de hasta un 3% del valor de la vivienda, con un máximo de $6,000 para casas valoradas en $200,000 o menos. El dinero otorgado se usa para el pronto de la vivienda. 

“El precio de venta promedio de las viviendas subsidiadas con Mi Casa Propia ha sido de $109,245. Del total de ayudas otorgadas 2,388 son para viviendas existentes (76%) y 731 son viviendas nuevas (23%)”, señaló Sierra. Hasta ahora quedan por usarse $3,642,506 de los fondos de Mi Casa Propia y cuando se agote termina este programa, a menos que el gobierno asigne una nueva partida de fondos para extenderlo. Hasta ahora, ese no parece ser el panorama, especialmente por los anticipados recortes al presupuesto. 

“Esperamos que durante el mes de marzo de 2014 podamos lanzar el programa de las segundas hipotecas (conocido como 103%). Estamos cuadrando con los bancos los parámetros finales y el proceso operacional que trabajaremos”, adelantó el director de la AFV sobre el nuevo programa que al otorgar el 103% del valor, permitirá al comprador que se utilice el excedente a financiar para abonar al pronto de la casa y para los gastos de cierre.

Piden fondos para Mi Casa Propia

Por su parte, Agustín Rojo, presidente de la MBA, reaccionó a la aprobación de la Ley 31 indicando que “es un paso positivo, pero pequeño, para allegarle fondos a la Autoridad para el Financiamiento de Vivienda. La medida asigna los depósitos no reclamados a la AFV con el fin de utilizarse para pagar líneas de créditos obtenidas anteriormente por AFV y no necesariamente allega los aproximadamente $6,000,000 anuales que se estima puede producir los fondos no reclamados al programa Mi Casa Propia”.

Rojo añadió que en la MBA de Puerto Rico “enfatizamos la importancia del programa Mi Casa Propia siendo esta la única alternativa que tiene la mayoría de nuestra gente para poder comprar una casa y afrontar el pronto pago requerido. Aplaudimos esta ley pero recalcamos que es solo un pequeño paso a satisfacer la necesidad del consumidor de obtener un hogar digno y seguro y solicitamos que se le asigne de manera urgente más fondos al programa Mi Casa Propia”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s