Revelan preferencia del comprador de vivienda en Puerto Rico

22-junio-2013
El libro va dirigido a orientar a profesionales que se dedican a ayudar a los consumidores en el proceso de búsqueda y selección de una propiedad.
Foto Principal

Desde la izquierda: Víctor Rivera, Coca Quiroga, presidenta de la Asociación de Realtors; Roberto Ponce, creador del proyecto; Ricardo Domenech, de Scotiabank; Gisela Castro, presidenta de TIRI, y Graham Castillo, de Estudios Técnicos.

Por Sofía Muñoz Puig / Especial para Construcción

“El gran número de viviendas que permanecen desocupadas en todo Puerto Rico versus el constante crecimiento de familias necesitadas de vivienda es indicativo de que el producto ofrecido no es siempre el adecuado. Un producto que no se vende es uno que, por alguna razón, no llena las necesidades del usuario”, expone el prefacio del nuevo libro Preferencias de los Compradores de Vivienda en Puerto Rico.

Estos hallazgos, unidos a otros de imperativa importancia para la industria de bienes raíces, banca, construcción y gobierno, motivaron a un grupo multidisciplinario de sobre 80 profesionales, dirigido por Roberto Ponce y auspiciado por Scotiabank de Puerto Rico, a publicar este libro. El mismo fue presentado este mes a un nutrido grupo de tasadores, realtors y desarrolladores de la Isla durante una concurrida actividad presentada por Scotiabank.

Preferencias de los Compradores de Vivienda en Puerto Rico contiene 84 páginas y es una compilación de estudios y recomendaciones de las tendencias actuales de los consumidores al momento de seleccionar una propiedad. Se trata de un trabajo serio basado en años de estudios, análisis, investigaciones exhaustivas, uso de técnicas estadísticas, entre otros métodos, así como el mayor grado de control científico.

Este libro es un proyecto que surge entre Roberto Ponce y Ricardo Domenech. “El me presenta una serie de información muy en la línea sobre lo que yo he estado hablando por unos meses”, expresa Ricardo Domenech, primer vicepresidente del Departamento de Hipotecas de Scotiabank. A Domenech se le reconoce por ser un visionario comprometido genuinamente con el bienestar y progreso de Puerto Rico.

Ponce, quien por cuatro décadas se ha dedicado al mejoramiento de la vivienda en la Isla mediante el apoyo de varias de sus empresas, enfatizó a Construcción sobre “la valentía de Scotiabank a través de Ricardo Domenech en respaldar este trabajo tan transparente. Para mí ellos son los verdaderos visionarios, quienes me devuelven la fe en la banca puertorriqueña”.

Los hallazgos que expone la publicación no necesariamente son positivos para la banca y otros renglones que implica la industria de la vivienda y, aún así, “tomamos el proyecto”, afirma Domenech. “La banca es un ente activo que tiene un compromiso con la sociedad y nosotros estamos aquí no solo para financiarte la casa, sino para ayudarte a que la puedas comprar y pagar”, recalca.

El libro es parte del esfuerzo Scotiabank Te Guía, cuyo propósito es ayudar al consumidor a tomar decisiones certeras en cuanto a sus finanzas. El pasado año el programa lanzó la guía informativa Paso a Paso para Comprar Tu Casa, un instrumento que dio resultados positivos entre los consumidores, a quienes también se les ofrecieron charlas sobre el tema. Este mayo Scotiabank, por otra parte, publicó la Guía Informativa: Ideas Simples para Ahorrar, otra exitosa herramienta educativa.

En esta ocasión, el libro va dirigido a orientar “a profesionales que se dedican a ayudar a los consumidores en el proceso de búsqueda y selección de una propiedad, para que estos puedan tomar decisiones acertadas. El proveerle estas herramientas a este grupo de profesionales los ayudará a estar preparados para ofrecer un mejor servicio a sus clientes”, explicó Domenech.

“El proyecto surgió por la necesidad de brindar soluciones y recomendaciones a la industria. Durante estos periodos tan difíciles, implementar soluciones es la única forma de crecer”, asegura Ponce, quien al preguntarle sobre cuáles fueron los hallazgos más importantes que se presentan, responde “que casi a un 70% de las familias puertorriqueñas no les gusta la vivienda que habitan ni la disponible y esto es muy serio. El consumidor de vivienda es quien mantiene la industria y lo menos que se puede hacer es darle el producto que ellos quieren”.

“Desde hace mucho tiempo no se había prestado la debida atención a las preferencias de los compradores de vivienda, irónicamente a los consumidores, quienes son la razón de ser de esta industria. Es por este motivo que esta publicación llena un vacío y entiendo, que debe servir de guía de referencia para todo aquel que esté vinculado a la construcción de viviendas en Puerto Rico”, manifestó el primer vicepresidente de Hipotecas de Scotiabank.

De acuerdo a la composición demográfica, la realidad financiera, los estilos de vida, entre tantos otros factores que presenta, de acuerdo a la publicación, es imprescindible “analizar profunda y científicamente las necesidades, valores, aspiraciones, opiniones, motivaciones y proceso decisional del usuario dentro del marco de sus posibilidades y limitaciones económicas, así como las capacidades técnicas de producción y de la calidad de la industria local”.

Indica, además, que “aquellos desarrollos de vivienda donde no se toman en cuenta las preferencias del consumidor de hoy, continuarán estancados y con pocas posibilidades de venta”. Se recomienda a los desarrolladores de vivienda, entre otras alternativas, “ofrecer ofertas de vivienda por debajo de los $100,000, donde la demanda es alta y la oferta es limitada”. Se incentiva además el “desarrollo de materiales, diseños y métodos de construcción más eficientes y menos costosos que los presentes”.

Domenech mencionó algunas de las nuevas preferencias que salen a relucir entre los compradores de vivienda de hoy. La gente busca una vivienda que sea una facilidad, un espacio útil que permita trabajar incluso desde la casa.

Otro elemento importante que busca es la seguridad, así como la comodidad de estar más cerca de médicos, hospitales, supermercados… En otras palabras, propiedades ubicadas estratégicamente para mejorar la calidad de vida, ahorrar tiempo y estrés en medio de la vida moderna.

Las casas grandes tal parece quedaron atrás. Las nuevas viviendas tienen amenidades y cumplen con las aspiraciones del propietario, pero no son inmensas. Se buscan casas de menor tamaño pero de estilos modernos y lejos de incluir gastos como los de mantenimiento y aquellos excesivos de electricidad, por ejemplo. “Buscan viviendas con elementos que respondan a una misión nueva: ser inteligente, ecoamigable, segura y útil, pero sin perder el encanto”, dice Domenech.

Si antes se compraba pensando en que la propiedad iba a subir de valor para revenderla y ganar sobre lo que se había pagado, ahora la realidad es otra. El consumidor quiere “estar bien ubicado, tener amenidades y demás, pero al precio que pueda pagar”, dice el banquero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s